¿Qué diferencia hay entre hongos y setas?

publicado en: Consejos | 5

0 Flares

0 Flares


×

Seta de sombrilla roja¿Que diferencia hay entre hongos y setas? Es la pregunta que todo el mundo se ha hecho alguna vez; a excepción de los expertos en el tema. Sin entrar a valorar la diferencia de texturas o la carnosidad de unos y otras, podríamos establecer una diferencia fundamental: los hongos crecen bajo tierra y las setas por encima. Por tanto, lo que vemos generalmente en el campo son setas.

Para entenderlo aún mejor, podríamos establecer un símil: los hongos equivalen a los árboles y las setas a los frutos de esos árboles. El hongo requiere unas condiciones de calor y humedad concretas para crecer y extenderse. La bajada de temperatura estresa al hongo que sintiéndose ahogado inicia un proceso reproductivo, a través de la creación de setas. Éstas a su vez generan esporas que terminarán formando un nuevo hongo. Por tanto, puede afirmarse que las setas son el órgano reproductor de los hongos.

Las condiciones de calor y humedad necesarias para la formación de setas oscila entre los 10 y los 25 grados. De ahí, que las mejores épocas para recolectar setas se dan en primavera y otoño. El proceso de crecimiento dura desde unas horas hasta unos pocos días.

Hay que aclarar que existen excepciones, no todos los hongos producen setas pero casi todos viven con árboles y plantas. Los conocidos como saprófitos descomponen la materia orgánica, es decir, limpian entre otras cosas las hojas que caen de los árboles

 

¿Por qué llamamos hongos a las setas?

El lenguaje coloquial y, sobre todo, la costumbre hace que a veces no llamemos a las cosas por su nombre. Por ejemplo, en nuestra tierra es habitual hablar de hongos negros, onto beltza, hongo blanco boletus; incluso sabiendo que son setas. La proliferación de estos términos coloquiales es tal que incluso en los restaurantes de Bilbao, Bizkaia, Araba, Gipuzkoa y Navarra, especializados en setas y hongos es frecuente emplear estos nombres, aun conociendo la terminología correcta.

 

Recolección de setas

La recolección de setas y hongos es uno de los secretos mejor guardados como comentamos en el post dedicado a los perretxikos. Sin embargo, es necesario tener en cuenta dos factores a la hora de salir a recolectarlos. El primero es tratar de ser respetuoso con el medio ambiente y no arrasar con todo lo que se encuetre por delante. Los hongos y setas cumplen una función en el entorno y su destrucción implica consecuencias para el mismo. La segunda es una cuestión de vida o muerte. No exageramos, existen infinidad de especies venenosas y la intoxicación por setas es una de las más peligrosas que existe, puede acabar con la vida de una persona. Por tanto, si no se es un experto o no se va acompañado de una persona versada en el mundo de la micología es mejor no arriesgarse a consumir las setas recolectadas.

Una opción es llevarlas a asociaciones micológicas que podrán aclararnos si las setas recolectadas representan un peligro para nuestra salud o las podemos consumir sin riesgo alguno.

Roberto Lotina: maestro micólogo

En este sentido y durante muchos años, los aficionados a las setas en Bilbao y alrededores fueron muy afortunados. Aquí un experto micólogo, autor de numerosos libros como la “Guía Micológica del País Vasco” o “Las Setas de Bizkaia”, entre muchos otros manuales, ofrecía asesoramiento gratuito a todo aquel que hubiera recolectado setas y dudara de su salubridad. Hablamos de Roberto Lotina, una eminencia en micología, que además era farmacéutico. En su botica frente al Mercado de la Ribera de Bilbao se ofrecía amablemente a dar este servicio. Como consecuencia en la botica siempre había dos colas: una para las medicinas y otra para las setas.

Setas sin recolectar

Por último, existe otra opción para consumir las setas sin riesgo alguno: no recolectarlas pero disfrutarlas en la mesa de un restaurante. Y por daros más pistas, en Jolastoki siempre podréis encontrarlas en nuestra carta durante la época de recolección.

 

 

.

 

photo by:


Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

5 Responses

  1. […] Como sabéis, en Jolastoki hacemos cocina de temporada, y por eso nuestra cocina huele a setas en cuanto llega el otoño. Una de las joyas de la tierra que podemos empezar a disfrutar este mes de octubre son los Boletus Edulis, y en este post os vamos a dar algunas pautas sobre cómo reconocer y conservar esta seta, que aunque coloquialmente también lo conocemos como “hongo blanco”, no se trata de un hongo, sino de una seta, tal y como explicamos en este artículo sobre la diferencia entre setas y hongos. […]

  2. […] alcachofas 200g de hongos 200g de berberechos 50ml de aceite de oliva 3 dientes de ajo 1 cucharada de […]

  3. Ahora que llega el otoño, refrescar los conceptos alrededor de las setas y los hongos siempre es bueno. Me ha gustado el artículo, enhorabuena!! Salir al monte a buscar setas es una actividad física que necesita de una equipación apropiada, cesta, mochila y navaja, ropa impermeable, botas de montaña, bastón…
    Salud y setas!!

  4. las que crecen en los troncos son setas comestibles?

    • Jolastoki

      Hay distintas variedades de hongos que crecen en los troncos de los árboles, y la mayoría no son comestibles. En todo caso, la recomendación general es que no consuma nunca una seta recogida en el campo si no está asesorado por un experto.

Dejar una opinión