El txakoli: nuestro vino blanco con vocación universal

publicado en: Tesoros culinarios | 0

0 Flares

0 Flares


×

El txakoli: nuestro vino blanco con vocación universal

En los últimos veinte años, el txakoli ha pasado de ser un vino blanco barato, cabezón y con poco reconocimiento, a ser considerado como uno de nuestros tesoros culinarios con mayor proyección. Pero, ¿qué tipo de vino es el txakoli? ¿a qué viene tanta controversia con su denominación de origen? y sobre todo, ¿qué ha pasado para que ahora lo podamos encontrar en los mejores restaurantes y gane premios internacionales?

Vamos por partes.

Para los que no lo conozcan, diremos que el txakoli (también llamado chacoli, y txakolin) es un vino ligero, afrutado y ligeramente espumoso, casi siempre blanco y con un toque de acidez, elaborado a partir de uva autóctona Ondarrabi Zuri, aunque en ocasiones también se incluyen otras variedades, como Manseng, Izkiriota, Sauvignon Blanc o incluso Chardonnay, en función de su denominación de origen. Aunque el txakoli blanco representa el 95% aproximadamente de su producción, también se aprecia cada vez mas el txakoli rosado y el tinto, a partir de uva Ondarrabi Beltza.

Aunque se comercia con él desde el siglo XVI, se cree que era elaborado en los baserris desde muchos siglos antes, y su consumo y comercio se mantuvo a nivel local, entre el País Vasco, Cantabria, y el norte de Burgos, siendo en el siglo XIX cada vez menos consumido y valorado mientras se daba paso a otros vinos más reconocidos, hasta casi desaparecer. No fue hasta 1989 cuando un grupo de amantes del txakoli consiguieron la primera Denominación de Origen del txakoli, despertando el interés del público y alentando una continua mejora en la calidad del producto. En apenas 25 años se han alcanzado unas cotas de popularidad y prestigio impensables para aquel humilde vino casero que antaño había que escanciar porque no se filtraba ni clarificaba.

Actualmente, en Euskadi existen tres Denominaciones de Origen (D.O.) de Getaria, de Bizkaia y de Álava.

Como hemos comentado la primera denominación de origen dedicada al txakoli surgió en el año 1989, concretamente la Denominación de Origen Txakoli de Getaria-Getariako Txakolina.

En el año 1994 se reconoció la Denominación de Origen “Bizkaiko Txakolina” que, según recoge su página web “nace con el objeto de dar a conocer, valorizar y amparar este vino ancestral, fruto de la viticultura atlántica de variedades autóctonas y del buen hacer de nuestros caseríos”

Por último, en 2001 se constituyó la más joven de nuestras denominaciones, la D.O. Txakoli de Álava-Arabako Txakolina,

La controversia con las denominaciones de origen surgió en noviembre de 2010, cuando el Gobierno Vasco decidió comenzar a tramitar la solicitud al Gobierno español para que se protegiera el txacolí como vino con denominación exclusiva del País Vasco, lo que desató diversas reivindicaciones en el norte de Burgos y en Cantabria, que también contaban con tradición de elaboración y consumo de txakoli.

Llevado al Tribunal General de la Unión Europea, el tema quedó zanjado al declarar que, si bien el término “txakoli” no puede vincularse a un territorio concreto, sino a un tipo de vino, este nombre no puede utilzarse fuera de las denominaciones de origen reconocidas para el txakoli, que hasta ahora, como hemos mencionado, solo son tres: la de Getaria, la de Bizkaia y la de Alava. Así pues, el vino que se elabora fuera de estas D.O. no puede venderse como “txakoli”.

En todo caso, la producción de txakoli nos sorprende cada año, mejorando la calidad de los vinos y destacando zonas o municipios concretos por su buen hacer txakolinero, como el de Bakio, inscrito dentro de la D.O. Bizkaia.

Por eso, cada vez son más los clientes que nos piden disfrutar de un buen txakoli en los para acompañar una comida o como aperitivo.

 

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión