Trucos para enfriar bebidas rápidamente

publicado en: Consejos | 0

0 Flares

0 Flares


×

Enfriar ChampagneTienes una cena, o un aperitivo con unos amigos en casa, y se te ha olvidado meter el vino blanco o las cervezas en la nevera (o las acabas de comprar porque no te ha dado tiempo). O mejor aún, tienes algo que celebrar y no tienes ninguna botella de Cava ni Champagne fría porque no lo esperabas. ¿Cómo puedes enfriar las bebidas de la forma más rápida posible? ¿Congelador? ¿Meterlas en agua con hielos?

Primero, vamos a recordar la temperatura recomendada los vinos que se sirven más fríos:

  • Finos de Manzanillas: entre 8 y 10º
  • Cavas y Champagnes: jóvenes entre 6 y 8º, de crianza entre 8 y 10º
  • Blancos: entre 6 y 8º, si son de crianza entre 10 y 12º
  • Txakoli: entre 7 y 10º
  • Rosados ligeros: de 5 a 7º

Los amantes de la cerveza recomiendan servir las cervezas más ligeras a partir de 6º, aunque muchos consumidores adoran la cerveza a apenas 4 o 5º, casi helada.

¡Hoy te vamos a contar los mejores trucos para enfriar bebidas, sean refrescos, vinos o cervezas! ¿Preparados? ¡Vamos allá!

Vamos a comparar las cuatro soluciones más eficaces para enfriar botellas rápidamente:

1. Meterlo en el congelador

Este sistema solo es el mejor si dispones de algo más de tiempo, digamos un mínimo de media hora. Tiene dos ventajas: que no hay que hacer nada, solo abrir el congelador y meter la botella, y que no estropea la etiqueta ni el aspecto de la botella en absoluto. Las desventajas son que, como hemos mencionados, necesitan más tiempo que otros sistemas, y que se te pueden olvidar allí dentro, en cuyo caso cruza los dedos para que no haya estalle al cabo de unas horas.

2. Meterlo en el congelador envuelta en papel mojado con sal

Se supone que es un método que enfría antes las botellas que meterlas en el congelador sin más, y si bien puede haber algo de diferencia, tiene más desventajas que otra cosa. Consiste en humedecer papel de cocina, añadir algo de sal, y envolver la botella con ello antes de meterlo al congelador. El problema es que la humedad hará que la etiqueta se acabe despegando o rompiendo, y realmente sí se enfría un poco más rápido, pero la diferencia no es espectacular.

3. Meterlo en agua salada con hielos

Si dispones de solo 5 o 10 minutos para enfriar unas botellas de vino, cava o cerveza, este es probablemente el mejor sistema. Necesitarás un cubo (la fregadera también sirve, y depende de las necesidades, hasta una bañera), agua fría, sal y una buena cantidad de hielo.

Asombrosamente, unos minutos son suficientes para conseguir la temperatura de consumo ideal, aunque las desventajas son lo engorroso que puede llegar a ser, en función del número de botellas o latas que tengas que enfriar, y sobre todo que si se trata de una botella con etiqueta, es fácil que esta acabe rota o desprendida.

4. Enfriar con CO2

Internet está lleno de vídeos que enseñan como enfriar una botella con CO2 de sprays o de extintores. Parece un método ciertamente rápido y limpio para enfriar, pero no lo recomendamos por costoso y por los accidentes que se pueden causar. ¡No te creas todo lo que ves en Youtube!

¡Disfruta de tu copa!

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión