Toque de Tentenublo: ¿religión o superstición?

publicado en: Curiosidades | 0

0 Flares

0 Flares


×

Tierra de cosecha

El toque de Tentenublo es una costumbre centenaria para proteger las cosechas que enraíza con tradiciones agrícolas basadas unas, en las creencias cristianas y otras, en la superstición. Numerosos son los santos a los que se encomienda la buena cosecha; quizá San Isidoro sea el más popular. Sin embargo, antes de que el cristianismo extendiese su doctrina, existían rituales paganos como el solsticio de verano que más tarde se transformó en la noche de San Juan. Ceres, era la diosa de la mitología romana encargada de proteger las cosechas y de otorgar fecundidad. De ahí procede el nombre de los cereales.

El toque de Tentenublo es una tradición que consiste en hacer repicar las campanas cuando se aproxima una tormenta para evitar que dañe la cosecha. Según esta antigua creencia, el repique de campanas contenía o suavizaba las tormentas de granizo que estropeaban las cosechas. El repiqueteo iba acompañado de rezos a Santa Bárbara para conjurar la tormenta y letanías como la siguiente: “ Si lluvia traes ven para acá, si piedra, vete para allá.

Esta tradición de utilizar campanas como un medio de alejar el mal entronca con las tradiciones eclesiásticas más antiguas. Bien es sabido que las campanas eran consideradas por la iglesia como un medio para ahuyentar a los malos espíritus.

El toque de tentenublo en Los Arcos

El toque de Tentenublo se practicaba en Castilla La Mancha, Castilla-León, algunas zonas de Aragón y Navarra. Esta tradición permanece viva en la población navarra de Los Arcos. Antiguamente, el toque de tentenublo se realizaba diariamente, todos los mediodías, desde el 3 de mayo hasta el 14 de septiembre. Actualmente, el repiqueteo para contener las tormentas se realiza en las mismas fechas pero sólo los domingos después de la misa mayor en la iglesia de Santa María.

El repique de tentenublo en esta iglesia se realiza con dos campanas, la de Santa María y la de Iratxe. Y junto a su vivaz sonido se recita un verso que reza así: ” Tente nublo/ Tente en ti / No te caigas sobre mí / Guarda el pan / Guarda e vino / Guarda los campos/ que están floridos.”

En este caso, la letanía, a diferencia de la que encomendaba la suerte a Santa Bárbara, tenía un origen supersticioso y mitológico. La comendación se realizaba al mismo nubarrón: “Tente nublo / Tente en ti” y entronca con las tradiciones paganas y ancestrales en las que la naturaleza y la madre tierra protegían la vida de los hombres, si aquéllos le dedicaban sus ofrendas.

Además del toque de tentenublo, en una de las torres se guarda el relicario del Lignum crucis, que bendice y protege los campos. La Cofradía de la Vera Cruz fue quien recuperó y mantiene esta tradición. Y nosotros como restaurante de cocina de temporada, amante de las tradiciones y de las buenas cosechas no podemos dejar de agradecérselo. Y es que desde las fértiles tierras de Navarra llegan las potxas y espárragos que servimos en Jolastoki; al igual que muchos de los restaurantes de Bilbao y Bizkaia.

Así que si pasáis cerca de Los Arcos en las fechas del toque de Tentenublo no os perdáis la posibilidad de escucharlo.

 

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión