¿Podrías distinguir el champagne del cava?

publicado en: Tesoros culinarios | 0

0 Flares

0 Flares


×

podrias-distinguir-el-champagne-del-cava

Durante muchos años se llamó champán (la denominación castellanizada de Champagne) a todos los vinos espumosos que venían embotellados y hacían burbuja, y todavía hoy hay quien no se acostumbra a llamar a cada vino por su nombre, y a menudo oímos en estas fechas pedir “una copita de champán” para referirnos a un cava.

Y esto es porque mucha gente no es capaz de distinguirlos. Ambos comparten un método de elaboración conocido como “champanoise” o “tradicional”, que consiste en una segunda fermentación del vino base en la propia botella.

Lo que la mayoría de la gente conoce es que la diferencia básica entre cava y champagne es la procedencia. El champagne y el cava están vinculados a diferentes denominaciones de origen. El champagne, para poder recibir tal nombre, tiene que haber sido elaborado en la región de Champagne, en Francia, y el cava mantiene su nombre si está elaborado con uva procedente de los municipios españoles, que se encuentran en Cataluña y también en La Rioja, Alava, Zaragoza, Navarra, Valencia y Badajoz. Por eso, también existen otros espumosos que no son cava ni champagne, como es el caso del lambruco, el (ahora tan de moda) moscato, ambos de Italia, o incluso del exótico icewine de Canadá, con altas concentraciones de azúcar, que se elabora a partir e uvas congeladas.

Las diferentes zonas donde se elabora este vino espumoso le dan un carácter especial. Lo que empezó en España siendo poco más que una imitación del vino francés, se ha convertido en un vino con personalidad propia y muy apreciado. Así que. aparte de la cuestión geográfica, podemos encontrar otras diferencias más evidentes:

Diferencias entre el cava y el champagne

El tipo de uva: El champagne se elabora con tres tipos de uva: chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Lo curioso es que, a pesar del color claro del espumoso, la uva pinot noir (que es una uva tinta) es la más abundante. Por eso, cuando un champagne se elabora exclusivamente con chardonnay se dice que es un “blanc de blancs”, algo así como un superblanco. El cava se elabora con diferentes tipos de uva. Además de las utilizadas en Francia (aceptadas por el consejo regulador no hace tanto), se incorporan tres variedades autóctonas: xarelo, parellada y macabeo (las tres blancas). También están autorizadas la subirat y la malvasía riojana.

El Azúcar: la región de Champagne tiene una temperatura media de unos 9º, mientras que en las zonas de elaboración del cava rondan los 14º. Obviamente, esta diferente afecta y mucho a la maduración de la uva, por eso en Francia permiten añadir azúcar al mosto para mejorar la fermentación, algo que está totalmente prohibido en España. Esto hace que en términos generales, podamos decir que existan variedades de champagne más dulces que el cava.

Añada: en Champagne suele mezclar vinos de diferentes añadas, mientras que los cava son siempre monoañada, se utilizan vinos de una sola cosecha, y a menudo de una sola vendimia.

Crianza: la crianza mínima del cava en botella (después de la segunda fermentación) es de 9 meses, mientras que la del champagne es de 15 meses. A partir de esa fecha, el cava se vende como Reserva  y a partir de 30 meses, Gran Reserva; mientras que el champagne guarda la denominación Millesime para los vinos seleccionados que han reposado un mínimo de 36 meses.

Cata de cava y champagne

El mundo de la cata es complejo y difícil de resumir en unas líneas, pero en este vídeo se puede ver una cata de cava con algunas de las claves más importantes: el color, la burbuja, la espuma…

¡Esperamos que estas fiestas lo disfrutéis tanto como nosotros!

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión