La deliciosa historia de la Pantxineta

publicado en: Curiosidades, Tesoros culinarios | 0

3 Flares

3 Flares


×

Pantxineta con chocolate¿Habéis probado la Pantxineta? Es un postre tipo vasco (donostiarra, para más señas) a base de hojaldre, crema pastelera y almendras, que se sirve tibio para degustar solo, con azúcar glas o acompañado de chocolate caliente. Una delicia que ha contribuido a la enorme fama de los postres vascos.

La historia de la pantxineta se remonta a principios del siglo XX, en plena Belle Epoque donostiarra, cuando la reina María Cristina instaló su corte de verano en la Bella Easo, y todo aquel que quería ser alguien pasaba el estío en La Concha. En esta época, además, por su cercanía a la frontera, la ciudad fue refugio de suizos y franceses de alta alcurnia que huían de la Primera Guerra Mundial, que viajaban con sus cocineros y pasteleros. Estas dos circunstancias (la presencia de la corte de la Reina María Cristina, y de cocineros y pasteleros suizos y franceses) generaron una pequeña revolución gastronómica: la tradicional cocina vasca se enriqueció con los mejores sabores, técnicas e historia gastronómica europea.

Así, la Pastelería Casa Otaegui, fundada en 1886 (la más antigua de las que siguen abiertas actualmente en la capital gipuzkoana) y dirigida por Doña Josefa Martina Otaegui, creó este postre a principios de siglo. Para entonces, la pastelería Otaegui ya tenía el título de “proveedora de la casa real”, gracias a la calidad de sus productos. Las fuentes no se ponen de acuerdo si fue en 1915, en 1924 o durante la guerra civil, fruto de las privaciones de la contienda, cuando el postre fue creado por su cuñada Doña Emilia Malcorra en la segunda pastelería abierta por la firma, pero en todo caso parece que el nombre deriva de un relleno de tartas a base de almendra llamado frachi-pan, frangipan o franchipan.

Llama la atención de que hayan sido dos mujeres, a principios de siglo, quienes hicieron posible esta delicia gastronómica, en una época en la que no era habitual ver a una mujer al frente de un negocio de tanto peso.

Desde entonces, la Pastelería Casa Otaegui no ha dejado de venderlos, y sus pantxinetas circulares de ración son las preferidas de un gran número de donostiarras. También en Bizkaia hay pantxinetas ilustres, como la de las Pastelería Zuricalday, de forma triangular, con más de una ración por unidad (aunque ahora las venden también de bocado y en forma de tarta).

En el Restaurante Joslastoki llevamos años sirviendo nuestra pantxineta con chocolate caliente, y actualmente lo puedes encontrar en nuestro Menú Desgustación y a menudo en nuestro Menú Taberna.

Si te interesa conocer otros postres típicos de la gastronomía vasca, te recomendamos este post que escribimos hace tiempo sobre cuáles son los postres típicos vascos y de dónde vienen.

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión