Consejos para no dejar de disfrutar de la comida (aunque te pongas a dieta)

publicado en: Consejos | 0

0 Flares

0 Flares


×

ensaladaLlega la primavera, y con ella, para muchos, la “operación bikini”. Es curioso que esta “operación” no tenga homónimo para la prenda de baño masculina (¿será verdad que se llevan los “fofisanos”?), pero de este tema ya hablaremos otro día.

A lo que íbamos es que a partir de ahora nos inundarán con titulares como “adelgazar sin pasar hambre”, “las mejores dietas para perder peso rápido” y similares. No somos dietistas ni nutricionistas, pero nos gusta comer rico y además mantenernos en forma, así que vamos a atrevernos a dar algunos consejos para no dejar de disfrutar de la comida aunque te pongas  a dieta.

1. Come natural. Mucha verdura, fruta, pescados, legumbres, carnes… pero siempre, lo más natural que se pueda. Evita los alimentos muy procesados, los precocinados, las preparaciones industriales, etc. Por ejemplo, es más sano (y rico) un tomate frito natural hecho en casa con aceite de oliva virgen extra, que un tomate frito de brik que, seguramente lleve demasiado azúcar. No es lo mismo un bizcocho hecho en casa con harina integral y estevia, que uno industrial con vete a saber qué grasas y qué montón de azúcares. Y de croquetas, canelones, y demás precocinados, ya ni hablamos. Lo único que necesitarás es un poco más de tiempo, pero todo es cuestión de organizarse. En Jolastoki damos mucha importancia al slow food y a los alimentos kilómetro cero.

2. Juega con los colores. Parece una tontería, pero más allá de os valores nutricionales de los alimentos, un estudio de Universidad de Cornell (Estados Unidos) demostró que cuando un alimento es del mismo color que el plato, se consume una media de un 22% más cantidad.  Cuanta más diversidad de color, más sensación de saciedad.

3. Vigila los detalles que te rodean. Nada de comer delante del ordenador, de la tele, o con las redes sociales en el móvil: de todas todas, acabas comiendo de más. Es mejor comer bien sentado, relajado, y siendo consciente de la comida que estamos ingiriendo. Seguramente un comida en un entorno agradable y con buena conversación siempre nos hará sentirnos mejor, y por tanto, más saciados.

4. Piensa en lo que vas a ganar, no en los kilos que vas a perder. Se trata de hacer un cambio de hábitos que mejor tu salud y te haga sentirte mejor, acercándote el máximo posible a tu peso idea. Por eso, más que una dieta, debes plantearte un cambio que sea sostenible en el tiempo, sin alimentos prohibidos, pero con sentido común. Tener en mente los beneficios de este cambio, y no los hábitos a los que tienes que renunciar, serán claves para llegar al éxito.

5. ¡Ojo con las bebidas! Aumenta el consumo de agua y reduce el de refrescos, zumos, batidos y bebidas alcoholicas. A veces no somos conscientes de la cantidad de calorías que entran a través de las bebidas. De hecho, muchas veces cuando tenemos ganas de comer algo, lo que en realidad tenemos es sed. Por eso, cuando te apetezca picar algo, prueba a beber un vaso de agua o a tomarte un té.

6. Haz ejercicio. Ya sabemos que no estamos descubriendo América, pero trata de aumentar el ejercicio que haces a diario. Los expertos recomiendan un mínimo de 30 minutos de ejercicio diario, pero esto, claro, depende de la edad y las circunstancias de cada uno. Además de apuntarte a unas clases de padel o yoga, o salir a caminar o a correr, puedes aumentar el ejercicio que haces cada día casi sin enterarte. Pequeños trucos como subir las escaleras de casa o del metro andando, bajarse una parada antes, o hacer el trayecto diario dando un pequeño rodeo pueden ayudarnos a aumentar nuestro gasto calórico casi sin enterarnos.

7. Sentido común. Lo que no has trabajado en los últimos años no lo vas a conseguir en dos meses. Huye de las dietas milagro, son malas para la salud, para el bolsillo y para el espíritu. No esperes convertirte en quien no eres, acéptate y trata de conseguir la mejor versión de ti misma.

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión