Caracoles por Navidad

publicado en: Tesoros culinarios | 0

0 Flares

0 Flares


×

CARACOLESComo ya comentábamos en el post sobre Cuál era la comida típica vasca en Navidad, una de las tradiciones gastronómicas navideñas más arraigadas en el País Vasco y Cantabria  es el consumo de caracoles en la cena de Nochebuena. Hay quien los adora y también hay gente que no puede no verlos porque le dan cierto repelús, pero no hay quien se resista a mojar pan en la salsa.

Comprar caracoles

Antiguamente, parte del ritual consistía en salir a coger caracoles durante unas semanas antes, y limpiarlos en familia, un trabajo pesado cuando se trata de grandes reuniones familiares en la que se llegan a juntar 20 personas o más, aunque hace ya años que se comercializa tanto vivo como precocido y congelado, en conserva o enlatado. Los caracoles se crían en granjas de forma sostenible y garantizando la seguridad alimentaria, actividad que se denomina helicultura. Además, la recolección y venta de caracoles silvestres está prohibida como medida de protección de las especies autóctonas.

De hecho, las autoridades sanitarias recomiendan no recolectar caracoles ni comprar caracoles silvestres, ya que pueden resultar tóxicos si están contaminados con metaldehido, una especie de abono utilizado para eliminar las plagas de estos moluscos.

Generalmente, como hemos comentado, lo más latoso de preparar unos caracoles es la limpieza, mas que la preparación del plato en sí, por eso cada vez más gente los compra limpios y precocidos. 

Cómo preparar caracoles

Antiguamente, en los pueblos de costa, antes de preparar los caracoles se lavaban en agua de mar sumergiéndolos en una red, y haciendo tres zambullidas que simulaban el azote de tres olas. Ahora, esta práctica está prohibida, pero como veremos, el sistema del agua salada sigue siendo válido.

Ahora que como hemos comentado, compramos el caracol de granja, y podemos adquirirlo tanto vivo como ya precocido, la preparación se realiza en la cocina. Si se compran vivos, se limpian bien sumergiendolos unos minutos en agua con sal y cociéndolos en al menos tres aguas, limpiando bien el envase entre uno y otro. Aunque hay diversas recetas, todas coinciden en dos cocciones rápidas (de unos 5 minutos) y una tercera más larga, acompañando a otros ingredientes, dependiendo de su preparación.

 

Una vez limpios, en Cantabria es habitual prepararlos “a la montañesa”, con una salsa a base de tomate, pimiento, chorizo y jamón.

En Bizkaia se preparan habitualmente con salsa vizcaína (a base de cebolla y pimiento choricero) y en ocasiones también acompañada de jamón, chorizo o panceta, y en muchas casas se aligera la salsa con un poco de tomate frito casero.

Al ser la carne del caracol un tanto insípida, conviene preparar el plato con un par de días de antelación para que se impregnen del sabor de la salsa.

Si te gustan los caracoles, te recomendamos que no restrinjas a Navdiad su consumo, ya que se trata de una carne nutricionalmente muy interesante (alto en proteínas y muy bajo en grasas). En nuestra carta de invierno puedes encontrar los Caracoles al estilo Bixenta ¡para disfrutar de ellos cualquier día!

 

Jolastoki

Acerca de Jolastoki

Restaurante de cocina de temporada en Getxo, cerca de Bilbao. Para todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comidas de empresa o cualquier otro tipo de evento en Bizkaia.

Dejar una opinión